Mujeres Malqueridas

“Cuando hablemos de mujeres malqueridas hablaremos de mujeres encadenadas a un pena de amor, condenadas a ser la horma de cualquier zapato o a instalarse debajo de cualquier zapato…mujeres que son fuertes ante todos los retos de la vida, brillantes para resolver problemas, para enfrentarse a cualquier desafio, valientes para todo, excepto para resguardarse de ese hombre que las quiere mal”

No me avergüenza decir que en algún momento de mi vida fui una malquerida. Me sentí descrita en este libro y me alivió mucho sentir que esta etapa forma parte de mi pasado. Haciendo una retrospectiva concluyo que mi faceta de malquerida no me ha acompañado siempre, solo aparece frente a un tipo de personas y esto me resultó bastante curioso. Fue por eso que cuando ví el libro de Mariela Michelena pensé, bueno es momento de saber por qué.

Leí el libro en dos días, como normalmente me pasa cuando me atrapa un libro interesante. Es una lectura inteligente y simple, cosa que considero una cualidad. En principio define que es ser una malquerida:

“Cuando hablemos de mujeres malqueridas hablaremos de mujeres que padecen por un mal amor, no necesariamente de mujeres maltratadas físicamente, sino de mujeres enzarzadas en relaciones imposibles, destructivas, que lloran por un amor perdido o sin futuro aunque pasen toda la vida enganchadas a ese llanto y a esa relación…”

Esta definición es más larga, pero hay algo que me impactó: “Y cuando digo que las malquieren, no me refiero a que NO las quieran, al contrario, puede incluso que las quieran muchísimo, lo que ocurre es que las quieren mal” … eso me produjo un extraño placer. Es como la guinda del helado, es decir, no es que no me hayan querido, solo me querían mal.

¿Amamos exageradamente?

La autora relaciona el primer año de vida de un bebé con el enamoramiento, ya que la madre se enamora locamente de su bebe hasta olvidarse de si misma y sus necesidades, a esto lo llama preocupación maternal primaria:

“Si entonces dije que la mamá de un bebe recién nacido se comporta como una mujer enamorada, hoy diré que una mujer enamorada se comporta como si fuera la mamá de un bebe recién nacido” 

Sin embargo, un hombre no es un bebé… Reflexioné: ¿amamos a nuestras parejas como nuestras madres nos amaron a nosotros? 

Los pecados capitales

Mariela plantea los pecados capitales como esas condiciones que de estar presentes nos asegurarán sufrimiento y probablemente el fracaso de la relación. Estos son: La sumisión, la intermitencia, la impostura y la adicción.

La sumisión: o la propensión al sacrificio. Absoluta confluencia. El problema de la sumisión no es solo el hecho de perderte a ti misma es que al hacerlo dejas de ser atractiva para el otro.

La intermitencia: si pero no. Creo que no hay nada mas desgastante y lesionante que la montaña rusa emocional. La autora dice: “una relación sometida a sucesivas rupturas y reconciliaciones no es una relación”

La adicción: funciona igual que cualquier otra adicción solo que no somos adictos a sustancias, somos adictos a personas. Viene con síndrome de abstinencia incluido y con frases como “lo tengo todo controlado” “Yo soy más fuerte que esto” “con que lo vea una vez no pasará nada” y todas esas trampas que usamos para recaer.

La impostura: esto funciona cuando la imagen que nos hacemos en la cabeza de la persona que tenemos al frente no es lo que en realidad es, la impostura es una idealización. La autora reflexiona: “¿Qué pasa cuando una mujer se siente obligada a disimular sus virtudes y a esconder sus logros para sentirse aceptada por un hombre?

Esta visión de los pecados capitales me pareció bastante esclarecedora, saberlo de manera tan sencilla pero profunda puede servir de termómetro en las relaciones presentes, para analizar relaciones del pasado y sobre todo para identificar si estamos inmersas en un patrón recurrente. Como la autora recomienda, si te ves “pecando” es importante buscar ayuda profesional.

Pero quizás la pregunta que más me hizo reflexionar fue: ¿Qué ventaja sacamos de todo esto? ¿Qué extraña y secreta transacción ha realizado ella, consigo misma, con su pareja, con la vida, para creer que esta situación tan dolorosa le resulta rentable? la dejo a tu reflexión

Este libro toca muchos temas interesantes, está lleno de historias, metáforas, cuentos y reflexiones. Me hizo reir, llorar, recordar pero sobre todo reflexionar. Recomiendo su lectura. Me enorgullece mucho que Mariela sea venezolana, espero conocerla alguna vez.

Barbara

¿Quieres más información?

¡Apúntate! y recibe gratuitamente novedades, noticias, actualizaciones, herramientas y comentarios adicionales de los artículos : )

 

Please follow and like us:

You May Also Like

2 thoughts on “Mujeres Malqueridas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enjoy this blog? Please spread the word :)