La ilusión de elegir

Tomaba un café con una amiga mientras me comentaba: “estoy tratando de usar cada vez menos internet, me molesta darme cuenta que realmente no estoy eligiendo nada”… la miré pensativa mientras recordaba una ocasión en que buscaba un billete de avión y a partir de ahí en mi correo, las páginas web que abría, las publicidades que recibía estaban todas orientadas al destino de mi viaje y a las numerosas ofertas y alternativas que tenía para llegar ahí. Siendo consciente de esto comenzaron a aparecer en mi mente como una especie de pop ups de recuerdos donde, atando cabos, estaba siendo claramente manipulada.

Sin embargo, este artículo no es sobre el poder que tiene internet o la publicidad de influir inconscientemente en nuestras vidas, sabemos que es una realidad. La reflexión acá está en la creencia de que somos autónomos, individuales e independientes. Si lo miramos con lupa, nuestras elecciones están manipuladas por ideas globalizadas y por conceptos propios. Las ideas globalizadas son la publicidad, el internet, las tendencias en redes sociales, lo que piensa la mayoría, lo políticamente correcto o incorrecto… los conceptos propios están relacionados con nuestra cultura, educación y autodefinición (Quién soy, que elecciones me definen y me hacen ser yo)

  1. ¿Por qué azul y no rojo?
  2. ¿Por qué partido político me inclino?
  3. ¿Por qué me atrae más esta persona que otra?
  4. ¿Por qué este tipo de trabajo?
  5. ¿A dónde quiero pasar mis propias vacaciones?

Elegimos y tenemos una sensación de independencia, propiedad y de criterio, pero ¿Quién elige realmente?

  1. ¿Elige la preferencia a un color especifico por algún recuerdo del pasado?
  2. ¿Elige la elección de mis padres, el entorno social o incluso el deseo de hacer lo contrario por qué es lo que me define?
  3. En el caso de parejas, ¿elige nuestra historia, lo que vi en casa, lo que “debería ser” o nuestros asuntos no resueltos?
  4. ¿Elige la historia familiar, los sueños de otros que asumimos propios, es decir, sueños heredados?
  5. ¿Elige mi propio deseo, el sitio de moda para vacacionar o el deseo de buscar a donde nadie haya ido antes “por qué no voy a dónde va la mayoría”?

En realidad poco importa mientras te sientas bien con tu elección, mientras al elegir trates de mantenerte fiel a tu autodefinición, después de todo es natural querer pertenecer y es muy difícil vencer al inconsciente, que es en definitiva quien primariamente elige.

Entonces la pregunta obvia es ¿Quién eres en este momento?

Resalto “en este momento” por que vamos cambiando y adaptándonos constantemente, cada minuto somos diferentes… mientras tus elecciones sean congruentes con la construcción de tu YO, enhorabuena.

A  todo esto  me gustaría agregar unas palabras de Lama Ole Nydahl sobre elegir, él dijo: cuando tengas que elegir siempre elige lo que sea de beneficio para la mayor cantidad de seres posibles. Posiblemente sea una utopía, pero elegir tomando en cuenta mas allá de la frontera de tu piel, nos haría sin duda una mejor sociedad.

BC

¿Quieres más información?

¡Apúntate! y recibe gratuitamente novedades, noticias, actualizaciones, herramientas y comentarios adicionales de los artículos : )

Please follow and like us:

You May Also Like

One thought on “La ilusión de elegir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enjoy this blog? Please spread the word :)