Inteligencia Intuitiva

Escogí este libro por el autor. Nada más. Me gusta su estilo y generalmente me gusta lo que escribe. Aunque el titulo no me causó mayor curiosidad, lo tomé y lo llevé a casa. Comencé a leerlo y fluyó con naturalidad como suele pasar con los libros de Gladwell, ganó mi interés sobre todo porque me di cuenta de que no tengo esta llamada inteligencia intuitiva. 

Tal y como dice el libro desconfío de la cognición rápida, necesito tener todos los datos, analizarlos, re-analizarlos y volverlos a analizar… la explicación a esto (además de mi neurosis) es que vivimos en un mundo donde “juzgar un libro por su portada” está mal visto… en realidad creemos que mientras más tiempo y más esfuerzo pongamos en la decisión más certera será.

“Creemos que obtendremos mejores resultados recopilando la mayor cantidad de información y deliberando sobre ella durante todo el tiempo posible. Solo confiamos en las decisiones conscientes. La primera labor de inteligencia intuitiva será convencerles de un hecho sencillo: las decisiones adoptadas a toda prisa pueden ser tan buenas como las más prudentes y deliberadas”

Las matemáticas del divorcio

Uno de los primeros ejemplos del libro me impresionó, se trata del caso de John Gottman (*). El logró demostrar al analizar una hora de conversación entre marido y mujer que puede predecir con un 95 por ciento de exactitud si la pareja seguirá casada los primeros 15 minutos de observación. ¿Cómo es posible recopilar la información necesaria para elaborar un juicio complejo en un tiempo tan corto? … Mediante la selección de datos inconscientes que realiza nuestro cerebro.

Como dato curioso, Gottman descubrió que gran parte de la información que necesita saber se la proporcionan las actitudes que el denomina los Cuatro Jinetes: la actitud defensiva, la obstruccionista, la crítica y la desdeñosa.

De los cuatro jinetes la emoción que el considera más importante es la del desdén. Si Gottman observa que uno o ambos miembros de la pareja muestran desdén hacia el otro, lo considera la señal más importante en si misma de que el matrimonio está en peligro.

“Uno se imagina que la peor es la critica” afirma Gottman, “puesto que es una condena general del carácter de una persona. En todo caso, el desdén es cualitativamente distinto a la crítica. Yo puedo criticar a mi mujer y decir: “nunca escuchas, eres realmente egoísta e insensible” desde luego, ella responderá a la defensiva. Y eso no es bueno para solucionar el problemas ni para la relación interpersonal. Pero si yo hablara desde un plano superior, haría mucho más daño y el desdén es cualquier declaración que se hace desde un nivel superior. Casi siempre es un insulto. Se trata de colocar a la persona en cuestión en un plano inferior al tuyo, es una actitud jerárquica”

El libre albedrío

Tal y como puedes leer en La Ilusión de Elegir los estudios sugieren que lo que consideramos libre albedrío es en buena medida una ilusión. Casi siempre funcionamos con piloto automático  y la forma en que pensamos y actuamos (y lo bien que pensamos y actuamos sin detenernos a razonar) es mucho más sensible a las influencias externas de lo creemos. El inconsciente es como un mayordomo mental, se fija en todo lo que ocurre alrededor y se asegura de que actúes correctamente mientras les deja libertad para concentrarse en lo que realmente le importa en cada momento.

Normalmente nos dejamos atrapar por las formas, matrices, programas de ordenador, y ahora todo eso nos absorbe. Estamos tan concentrados en la mecánica y en los procesos, que somos incapaces de ver el problema desde una perspectiva holística. Cuando se descompone una cosa, se pierde su significado. Comenta Paul Van Riper (**) en otro de los ejemplos del libro.

“La información extra es algo mas que inútil. Es perjudicial. Confunde”

La excitación produce ceguera mental

Otro aspecto importante… La mayoría de nosotros cuando estamos sometidos a una presión intensa, nos excitamos demasiado y superamos un cierto punto. Son tantas las fuentes de información que el cuerpo empieza a desconectar, que nos convertimos en unos inútiles. Por encima de 145 pulsaciones sostiene Dave Grossman (*****), empiezan a pasar cosas malas. Las destrezas motoras complejas comienzan a descomponerse. Realizar alguna acción con una mano y no con la otra se hace difícil… con 175 se produce un fallo completo del proceso cognitivo…¿ha intentado usted alguna vez mantener una discusión con una persona enojada o asustada? No se puede… es como tratar de discutir con un perro. A tan alta frecuencia cardíaca el campo visual se reduce a un más. El comportamiento adopta una agresividad inadecuada, el cuerpo no considera controlar efínteres como una actividad esencial. La sangre se retira de la capa muscular exterior y se concentra en la masa muscular central el sentido evolutivo de este proceso es endurecer los músculos todo lo posible, convertirlos en una especie de armadura y limitar la hemorragia en caso de que se produzcan lesiones pero eso nos deja torpes e inútiles.

Grossman alegaba que a ese nivel de excitación nos volvemos incapaces de decidir (con contadas excepciones) esta es la razón por la que, por ejemplo, muchos departamentos de policía prohibieran las persecuciones a alta velocidad y a dejar de asignar dos policías en las patrullas a pesar de que la lógica indica que es mejor dos policías. ¿Por que? la razón es por que cuando van solos se toman las cosas con más calma, cuando van a acompañados, las aceleran. Un policía solo es menos propenso a tender emboscadas, no se lanza al ataque, se da más tiempo. 

Dos lecciones importantes

La primera es que la toma de decisiones realmente acertada se basa en un equilibrio entre el pensamiento deliberado e instintivo. El pensamiento deliberado es una herramienta formidable cuando disponemos del lujo del tiempo, de la ayuda de un ordenador, de una tarea definida y los frutos de este tipo de análisis pueden preparar el terreno para la cognición rápida.

La segunda es que a la hora de tomar buenas decisiones la frugalidad es importante. Es tomar un problema complejo y lo reducirlo a sus elementos más simples. En este libro se demuestra que hasta las relaciones afectivas y los problemas más complicados tienen un patrón identificable. La investigación de Lee Goldman (***) demuestra que al abordar esta clase de patrones, menos es más. Goldman probó que sobrecargar de información a quienes deben adoptar decisiones no les facilita las cosas, sino que se las complica. Para decidir bien, tenemos que suprimir elementos.

Thomas Hoving (****) quedó convencido en 2 segundos de que un kurós del Museo Getty era falso, esto se debe a que durante su vida había contemplado innumerables esculturas antiguas y había aprendido a entender e interpretar esa primera impresión que cruzó su mente.

“Durante mi segundo año en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York tuve la suerte de contar con un conservador europeo que estuvo prácticamente todo el tiempo conmigo” afirma Hoving “pasamos una tarde tras otra sacando objetos de las cajas y colocándolos en la mesa. Trabajamos en los almacenes y había miles de objetos. Todos los días nos quedábamos hasta las 10 y no solo para echar una ojeada de rutina. Estudiábamos las cosas con mucha atención, una y otra vez”

En aquellas noches que pasó en el almacén, Hoving construyó en su inconsciente una especie de base de datos. Aprendió a emparejar la sensación que le producía un objeto con lo que había aprendido formalmente sobre su estilo, sus antecedentes y su valor. Siempre que nos topamos con algo que conocemos bien, que dominamos, esa experiencia y esa pasión cambian de manera fundamental nuestras primeras impresiones. Esto no significa que cuando nos encontramos fuera de nuestros ámbitos de pasión y experiencia nuestras reacciones sean invariablemente erróneas. Solo significa que son superficiales. Son difíciles de explicar y fáciles de alterar. No están asentadas en un conocimiento auténtico.

Ahora ¿Recomiendo este libro? ampliamente. Si eres amante de los datos, ejemplos prácticos y experiencias interesantes no dejes de leerlo.

¿Que concluyo?

En principio a tomar más en serio al inconsciente al momento de tomar decisiones. En el hay información valiosa enterrada a la que tienen acceso nuestros juicios instantáneos de manera muy rápida y se basan en una cantidad mínima de información que nos proporciona la experiencia. Hasta la próxima!

B

¿Quieres más información?

¡Apúntate! y recibe gratuitamente novedades, noticias, actualizaciones, herramientas y comentarios adicionales de los artículos : )

Barbara Cuesta

 

(*) John Gottman: especialista en selección de datos significativos. Un resumen de su trabajo puede verse en www.gottman.com

(**) Paul Van Riper: Oficial del cuerpo de la Marina de los Estados Unidos 

(***) Lee Goldman: Vicepresidente Ejecutivo y Decano de las Facultades de Ciencias de la Salud y Medicina, y Director Ejecutivo del Centro Médico de la Universidad de Columbia

(****) Thomas Hoving: ex director del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York

(*****) Dave Grossman: ex teniente coronel del ejercito y autor del On Killing

 

Please follow and like us:

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enjoy this blog? Please spread the word :)