¿Eres Codependiente?

Toda relación que no produce paz, sino angustia o culpa, está impregnada de codependencia”. J.C.

En principio es difícil definir la codependencia, pues a primera vista, eres co-dependiente cuando dependes de alguien que depende de otra cosa. De ahí la creencia de que la codependencia se limita a aquellos que viven o están relacionados con dependientes químicos, alcohólicos o de cualquier otro tipo. Sin embargo, este término se ha generalizado a un espectro más amplio. La definición que da Melody Beatty de codependencia es:

Una persona codependiente es aquella que ha permitido que la conducta de otra persona la afecte, y que está obsesionada con controlar la conducta de esa persona… La codependencia es muchas cosas.  Es una dependencia de los demás: de sus estados de ánimo, de su conducta, de su enfermedad o bienestar y de su amor. 

Leer eso inmediatamente me lleva a reflexionar ¿Estoy obsesionada con controlar la conducta de alguien?, cuando me pregunto esto pienso: ¿controlar? ¡Yo no controlo a nadie! … quizás haya otras conductas que disfrazan este control, inmediatamente pensé ¿Qué mecanismos podría estar usando para hacerlo?…

En una oportunidad, invité a un querido amigo a comer unos sándwiches en casa. Compré toda variedad de embutidos y quesos. Comencé a picar unas aceitunas y él me dijo: ¿quieres que te ayude? Yo le dije: -no! Tranquilo yo me ocupo! Al verme agobiada me volvió a preguntar: ¿Quieres que te ayude? Yo puedo perfectamente picar esos tomates, le contesté: – No te preocupes a mí me encanta atender! Y él me dijo: ¿Es eso o que no quieres que entre en tu cocina? Es decir, ¿Es que me gusta atender o es que soy una controladora y solo yo quiero hacerlo todo? Te cuento esto porque a veces escondemos nuestras verdaderas razones con características más políticamente correctas. Te invito a profundizar un poco en las formas de Violencia Pasiva.

El psicólogo Venezolano Alberto Barradas dijo en uno de sus mensajes de twitter: “Los amigos consejeros compulsivos en realidad solo esconden su necesidad de controlar a sus amigos” Esto es cierto. Para leer mas al respecto te invito a leer: No me aconsejes, acompañame

Entonces ¿Quién es un codependiente?

Según Beatty,  se estima que 80 millones de personas sólo en Estados Unidos son dependientes químicos o tienen una relación con alguien que lo es. Por lo tanto, muy probablemente sean codependientes. Beatty caracteriza de la siguiente manera:

  • Las personas que aman, que se preocupan o que trabajan con personas trastornadas pueden ser codependientes.
  • Las personas que se preocupan por las personas que tienen trastornos de la alimentación probablemente son codependientes.
  • Quizá estés leyendo este libro para ti mismo; puedes ser codependiente. O puedes estarlo leyendo para ayudar a alguien más.  Si es así, probablemente eres codependiente. 
  • Si la preocupación se ha vuelto obsesión; si la compasión te ha convertido en una niñera; si estás cuidando de otras personas y te estás descuidando a ti mismo, puedes estar metido en problemas de codependencia.

Al finalizar este articulo podrás ver una lista de características del codependiente.

De uno de los manuales de la Cofraternidad de Codependientes Anonimos. Reflexiona:

¿Tiendo a controlar a los demás para aliviar mis temores?

¿Permito que los demás me controlen por miedo a que me maltraten o abandonen?

¿Adapto o incluso cambio mi comportamiento en función del de los demás?

¿El valor que me concedo como persona depende del que me conceden los demás?

¿Evito a los demás con la intención de sentirme seguro?

¿Por qué somos codependientes?

El origen de la codependencia se remota a la infancia y a las familias disfuncionales. Sin embargo, una familia disfuncional no necesariamente es aquella trastornada y violenta que ves en televisión. Una familia disfuncional podría ser aquella donde los limites eran tan rigidos que no había comunicación ni manifestación de sentimientos. Esas familias donde se podía escuchar: ¡De eso no se habla aquí! ¡Hablar de eso es malo! O simplemente se ignoraban situaciones disfuncionales tratando de vivir con normalidad. Esto es más común de lo que te imaginas. Para profundizar te invito a leer Adictos al Mal de Amor y Heridas que te impiden ser tu mismo.

coda2

Hay muchísimo que decir sobre este tema. Como codependiente en recuperación que soy, siento que me faltó mucho por contarte, sin embargo (y como tarea contra mi complejo de ambulancia) te invito a descubrirlo por ti mismo. Si quieres saber más sobre este tema, escríbeme a info@barbaracuesta.com y puedo hacerte llegar alguna literatura de interés o conversar un poco sobre lo que me ayudó (y me ayuda a mi). También te invito a leer Codependiente en Recuperación 

Te dejo con una lista de características que escribió Beatty en su libro: No seas más codependiente. Antes, quiero aclararte algo muy importante que se resume maravillosamente bien en esta pregunta del manual de Codependientes Anonimos.

¿Cuál es la diferencia entre ser codependiente y ser considerado? coda

Es muy sencillo: la diferencia reside en la motivación. Si nuestra motivación para preocuparnos por los demás reside en el temor, o en la necesidad de poner parches, de protección, de controlar, de manipular, de evitar el abandono, nos estamos comportando de manera codependiente. Si lo que nos impulsa a actuar es un sincero deseo de dar algo a otra persona, sin temer que nos avergüencen, nos den de lado y sin que pasemos por alto nuestras propias necesidades y fronteras, entonces estamos siendo atentos.

Si nos encontramos a nosotros mismos complaciendo a otras personas y comportándonos de manera tal que nos pueda dañar, deberíamos preguntarnos “¿Me he preocupado de mí mismo?”. Esta pregunta puede ayudarnos a discernir cuál es nuestra motivación para preocuparnos por los demás.

Otra cosa para finalizar. No olvides NUNCA que:

  • El que ayuda compulsivamente es un dependiente
  • El que controla es controlado por el sujeto de su control
  • El codependiente parece fuerte pero en realidad son muy débiles. Te necesitan a TI para darle sentido a sus vidas.
  • Si hay adicción, no hay amor
  • La sobreproteccion es un signo de codependencia

Algunas características de los codependientes según Melody Beatty.

Los codependientes pueden:

  • Pensarse y sentirse responsables de otras personas, de los sentimientos, pensamientos, acciones, elecciones, deseos, necesidades, bienestar, malestar y destino final de otras personas.
  • Sentir ansiedad, lástima y culpa cuando otras personas tienen algún problema.
  • Sentirse obligados –casi forzados– a ayudar a esa persona a solucionar el problema, por ejemplo, al ofrecer un consejo no pedido, con una ráfaga de sugerencias o remendando sentimientos.
  • Sentirse molestos cuando la ayuda que brindan no es eficaz.
  • Anticipar las necesidades de otras personas.
  • Preguntarse por qué los demás no hacen lo mismo por ellos.
  • Descubrirse diciendo sí cuando en realidad querían decir no, haciendo cosas que no querían hacer, trabajando más de lo que en justicia les corresponde, y haciendo cosas que los demás son muy capaces de hacer por sí mismos.
  • No saber qué quieren o qué necesitan y, si lo saben, decirse a sí mismos que lo que quieren y necesitan no es importante.
  • Tratar de complacer a otros en vez de a sí mismos.
  • Serles más fácil sentir y expresar ira acerca de las injusticias cometidas contra otros que por las injusticias cometidas contra ellos mismos.
  • Sentirse más seguros al dar.
  • Sentirse inseguros y culpables cuando alguien les da a ellos.
  • Sentirse tristes porque pasaron sus vidas enteras dando a los demás y nadie les dio a ellos.
  • Sentirse atraídos por gente necesitada.
  • Descubrir que atraen a gente necesitada.
  • Sentirse aburridos, vacíos y sin valor si no tienen una crisis en su vida, un problema que resolver o alguien a quién ayudar.
  • Abandonar su rutina para responder o para hacer algo por alguien.
  • Comprometerse en exceso.
  • Sentirse asolados y presionados.
  • Creer muy dentro de sí que de alguna manera otras personas son responsables de ellos.
  • Echarle la culpa a otros por el estado en que se encuentran.
  • Decir que otras personas hacen que los codependientes se sientan como se sienten.
  • Creer que otras personas los quieren volver locos.
  • Sentirse enojados, victimados, menospreciados y usados.
  • Descubrir que otras personas se impacientan o se enojan con ellos por tener las características anteriores.

Patrones de Codependencia segun CODA

Patrones de negación

Los codependientes

  • encuentran dificultad en identificar los sentimientos,
  • minimizan, distorsionan o niegan sus sentimientos,
  • se perciben a sí mismos como absolutamente desinteresados, dedicados al bienestar ajeno.

 Patrones de baja autoestima

Los codependientes

  • encuentran dificultades para tomar decisiones,
  • juzgan sus pensamientos, palabras y acciones con gran dureza, como si nunca fueran lo suficientemente buenos,
  • se avergüenzan cuando se les reconoce un mérito, se les halaga o se les hace un regalo,
  • son incapaces de pedirle al prójimo que satisfaga sus necesidades o deseos,
  • valoran más la opinión que tienen los demás de sus pensamientos, sentimientos y actitudes, que la suya propia.

Patrones de conformidad

Los codependientes

  • son capaces de soslayar sus propios valores y su integridad con tal de evitar el rechazo y los enfados del prójimo,
  • son muy sensibles a los sentimientos ajenos, y tienden a asumirlos como propios,
  • son extremadamente leales, y se exponen a situaciones peligrosas en las que permanecen durante demasiado tiempo,
  • les dan más valor a las opiniones y sentimientos de los demás, y temen expresar opiniones o sentimientos que difieran de los del resto,
  • dejan de lado sus intereses o aficiones personales por hacer lo que otros desean,
  • aceptan el sexo como sustituto del amor.

Patrones de control

Los codependientes

  • consideran a la mayor parte de sus semejantes como incapaces de cuidar de sí mismos,
  • tratan de convencer a los demás de lo que deberían pensar y sentir,
  • se resienten si alguien rechaza sus ofertas de ayuda,
  • se sienten libres de dar consejos y orientación sin que nadie se lo haya pedido,
  • abruman con regalos y favores a aquellos por los que se preocupan,
  • utilizan el sexo como vía para conseguir aprobación y aceptación,
  • necesitan que los necesiten en todas las relaciones que mantienen.

¿Crees que eres codependiente? Te invito a visitar la pagina web de CODA y ubicar la reunión as cercana a ti. En caso de que no exista un grupo cerca puedes comunicarte conmigo para orientarte en el proceso de tu recuperación.

B

¿Quieres más información?

¡Apúntate! y recibe gratuitamente novedades, noticias, actualizaciones, herramientas y comentarios adicionales de los artículos : )

Please follow and like us:

You May Also Like

One thought on “¿Eres Codependiente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enjoy this blog? Please spread the word :)