El Método del Pomodoro… ¿Es posible?

“Es imposible disfrutar de un partido de tenis, un libro o una conversación, a menos que la atención es totalmente concentrada en la actividad”. Mihály Csíkszentmihályi

Honestamente esta técnica la conocí tarde considerando que fue creada en los años 80. Comencé a usarla para luchar contra la facilidad que tengo para distraerme y debo decir que fue útil.

Primero, recordemos en qué consiste la técnica:

  • Dividir el tiempo de trabajo en periodos de 25 minutos
  • Descansar 5 minutos al final de cada periodo
  • Una vez realizados 4 periodos o pomodoros realizar un descanso más largo de 15-30 minutos.

Resultado de imagen de tecnica pomodoro

 

¿Cómo fue para mí?

En principio los periodos de trabajo me parecieron algo largos, pero depende de la actividad. En las actividades que me gustaban el tiempo pasaba volando y los descansos me resultaban molestos, normalmente eran actividades creativas. En palabras del cantautor uruguayo Jorge Drexler: “las musas huyen si las asedias” … nada es más molesto que el sonido de la alarma de un reloj. Entonces mi primera conclusión: no necesito el pomodoro en todas las actividades.

Por lo tanto hay tareas pre-pomodoro: Realizar una lista de las actividades que debes realizar en el día, discriminarlas en orden de importancia, seleccionar el orden por el cual comenzar (la que más me gusta primero, por ejemplo) y cuales requieren pomodoro. Parece largo pero en realidad es muy rápido si llevas una agenda.

Hace algún tiempo estuvieron “de moda” unos sistemas que debían instalarse en los ordenadores para indicar el tiempo que llevaba el usuario en sedestación prolongada (es decir, sentado mucho tiempo) el sistema indicaba que cada cierto tiempo debías levantarte o realizar algún estiramiento. Tenias la opción de dejar pasar la instrucción un par de veces, a la tercera vez era obligatorio. Las personas ocupadas de la ergonomía estaban encantadas con el sistema… ¿Qué paso? Aumentaron los niveles de estrés por lo inconveniente de detenerse en algunos momentos… conclusión: eliminaron el sistema. ¿Por qué te cuento esto? Pues, es lo mismo que el pomodoro… su uso es relativo. Si estas fluyendo con tu trabajo el tiempo vuela. En palabras de Mihály Csíkszentmihályi:

La concentración suele ser posible cuando la tarea emprendida tiene metas claras y proporciona una retroalimentación inmediata.”

Esto iba cercando entonces el uso del pomodoro a aquellas tareas que en definitiva no me gusta hacer o “debo” hacer. Comienzo tratando de auto engañarme diciéndome: “esto no debo hacerlo, elijo hacerlo porque quiero”, esto funciona para darme el impulso necesario para empezar. Pondré un ejemplo: Leer unos informes técnicos, que aburrido… aquí el pomodoro me funciona, sin embargo 25 minutos me parecían una eternidad… entonces decidí entrenarme para esto. Disminuí los tiempos de trabajo/descanso para ir trabajando mi concentración, debo decir que con disciplina es posible. Luego aumente los tiempos hasta los 25 minutos. Me recordó mucho cuando me propuse intentar meditar, quizás al principio 25 minutos era una eternidad pero 10 era mas accesible para mi, entonces comencé con 10.

Concluyo pensando que es un tema de entrenamiento, como hacer un deporte, no puedes correr un maratón un día pero si puedes entrenarte corriendo pocos kilómetros. Permítete el tiempo de “entrenarte”. Solo necesitas dos cosas: querer hacerlo y paciencia. Si no tienes capacidad de concentrarte esta técnica te resultara imposible, pero si aceptas que todo proceso tiene su tiempo, seguramente te será útil. Te invito a probarlo! Mejorara tu concentración, disciplina y te darás cuenta que estarás mas tiempo atento de manera espontánea en otras situaciones sin necesidad del reloj.

¿Quieres más información?

¡Apúntate! y recibe gratuitamente novedades, noticias, actualizaciones, herramientas y comentarios adicionales de los artículos : )

Barbara Cuesta

Please follow and like us:

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enjoy this blog? Please spread the word :)