¿Aceptas o Toleras?

Asistí a una charla sobre relaciones de pareja. Me quedo con algunas cosas, con otras no y otras me generaron muchas interrogantes. Una de ellas está relacionada con la tolerancia, el orador hablaba de lo importante que es la tolerancia en la pareja y en la vida. ¿Es cierto esto?

Tolerar, en teoría, está relacionado con la aceptación de opiniones, ideas o actitudes de los demás aunque no coincida con las propias. Esto es cierto siempre y cuando sea realmente así. Si la tolerancia es real no deberíamos sentir dolor de estómago o cualquier otra resistencia ante cualquier circunstancia. He visto muchas parejas “tolerantes” con gastritis.

Por otra parte, aceptar o no aceptar no cambia necesariamente las cosas. Es decir, si no acepto que el cielo sea azul esto no hará que cambie mágicamente de color, el resultado de la No-Aceptación recae directamente en el que no acepta. Entonces hay dos cosas en común de no tolerar y no aceptar, ambas traen disconfort y generan sufrimiento.

Miro los garabatos y frases al azar que hasta este momento he escrito y destaco:

  • El que acepta probablemente ha tenido (muchos) momentos previos de tolerancia.
  • El que tolera probablemente no haya aceptado, y esta situación es finita.
  • Si se aceptara realmente no habría que tolerar es decir, si se tolera de verdad es porque habría implícita una aceptación.
  • Puedo aceptarte y decidir no estar contigo.
  • Puedo tolerarte y decidir no estar contigo. Porque al final yo decido con quien quiero estar, quien me beneficia y quién no. Tolerar no significa permitir.
  • Hay dos tipos de tolerancia la real (la que acepta y vive felizmente con el contrario) y la políticamente correcta (la que “acepta” mientras no dañe mis intereses). Mismo caso con la aceptación.
  • ¿Quién tolera realmente? ¿Como sé que estoy soportando en vez de tolerando? ¿hasta cuándo tolerar? ¿Como saber si estoy aceptando o tolerando?

Leo todo esto y sé que hay un buen artículo, pero no se poner las cosas en orden. No lo acepto (ni lo tolero).

Recuerdo la charla a la que asistí y pienso… Si acepto realmente al otro no tengo que tolerar, por tanto, en la pareja lo más importante es la aceptación. Si te acepto ni pensaría en cambiarte.  

En una oportunidad entrevistaban a Humberto Maturana y le preguntaron:

¿Puede precisar más esta distinción poco usual de tolerancia y respeto que acaba de proponer? Porque normalmente ambos conceptos son usados como sinónimos.

Maturana: Cierto, pero es un error garrafal. Quizás un ejemplo ayude: Churchill tenía gran respeto por Hitler, y por eso pudo darse cuenta de lo que Hitler planeaba, y combatir al nacionalsocialismo. Chamberlain en cambio enfrentó a Hitler con enorme tolerancia, y por eso fue incapaz de juzgarlo realistamente y firmó acuerdos totalmente descabellados con el hombre.

Creo que me ha quedado claro.

Por otra parte, ¿Se puede ser tolerante con la intolerancia?

Me topé con esto:

La paradoja de la tolerancia

«La tolerancia ilimitada debe conducir a la desaparición de la tolerancia. Si extendemos la tolerancia ilimitada aun a aquellos que son intolerantes; si no nos hallamos preparados para defender una sociedad tolerante contra las tropelías de los intolerantes, el resultado será la destrucción de los tolerantes y, junto como ellos, de la tolerancia. Con este planteamiento no queremos significar, por ejemplo, que siempre debamos impedir la expresión de concepciones filosóficas intolerantes; mientras podamos contrarrestarlas mediante argumentos racionales y mantenerlas en jaque ante la opinión pública, su prohibición sería, por cierto, poco prudente. Pero debemos reclamar el derecho de prohibirlas, si es necesario por la fuerza, pues bien puede suceder que no estén destinadas a imponérsenos en el plano de los argumentos racionales, sino que, por el contrario, comiencen por acusar a todo razonamiento; así, pueden prohibir a sus adeptos, por ejemplo, que prestan oídos a los razonamientos racionales, acusándolos de engañosos, y que les enseñan a responder a los argumentos mediante el uso de los puños o las armas.

Deberemos reclamar entonces, en nombre de la tolerancia, el derecho a no tolerar a los intolerantes. Deberemos exigir que todo movimiento que predique la intolerancia quede al margen de la ley y que se considere criminal cualquier incitación a la intolerancia y a la persecución, de la misma manera que en el caso de la incitación al homicidio, al secuestro o al tráfico de esclavos.»

También me ha quedado claro. Pero permanece la duda…

¿Quién tolera realmente? Creo que definitivamente el que realmente acepta sin importar cuanto tuvo que tolerar para llegar a aceptar.

¿Como sé que estoy soportando en vez de tolerando? Revísalo en tu cuerpo y en la cantidad de juicios que generas mientras “toleras”

¿Hasta cuándo tolerar? Esta es la mejor… supongo que depende de que tan claros tengas tus limites. El problema es que frecuentemente no lo sabemos y si venimos de una vida de tolerar, probablemente estos limites estén en confluencia con el entorno. Quizás has tolerado demasiado y dejaste de reconocer lo que es “correcto” y lo que “no lo es”.

¿Como saber si estoy aceptando o tolerando? la aceptación produce paz, la tolerancia irreal dolor de estómago. 

Quedo satisfecha, hasta la próxima.

BC

*Imagen del artículo PASTAFARISMO

¿Quieres más información?

¡Apúntate! y recibe gratuitamente novedades, noticias, actualizaciones, herramientas y comentarios adicionales de los artículos : )

Barbara Cuesta

 

 

 

 

Please follow and like us:

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enjoy this blog? Please spread the word :)