Patrones a la medida

¡Y lo volví a hacer! ¡Hice exactamente lo mismo que he hecho siempre, aunque dije que no lo haría! ¿Por qué?

Es como si de una manera u otra estuviésemos programados para actuar de determinada manera o patrones. No siempre estos patrones son malos. Cuando son buenos nos impulsan de manera constante a nuestros objetivos, pero cuando son malos…

Aprendemos estos patrones cuando niños, probablemente siendo graciosos o enfermándonos con frecuencia recibíamos amor. En mi caso particular, fui adquiriendo nuevos patrones en el transcurso de mi vida adulta aceptando e incorporando nuevos “deberías”: una mujer debería, una hija debería, una esposa debería, una madre debería, por lo tanto, yo debería… Ese “yo debería” se convirtió en el desarrollo de un alter ego, una máscara con nuevos patrones listos para preparar un traje a la medida de las circunstancias pero no de mis necesidades reales. (Si quieres saber más de esto te invito a leer Las 5 heridas que impiden ser uno mismo).

Haciendo un ejercicio de autoconciencia, empecé a notar patrones en las cosas que me gustan y las que no me gustan, desde lo más simple hasta lo más complejo. Por ejemplo: el tipo de libros que leo, el tipo de lugares que visito y sobre todo el tipo de parejas que tengo. De una forma u otra este tipo de patrones nos definen, nos encariñamos con ellos y los hacemos nuestra bandera: “Yo soy”.

¿Pero qué pasa cuando estos patrones más que ayudar, perjudican? ¿Puedes identificar tus patrones? … El problema real radica en que muchos vivimos sin hacerlos conscientes, bien sea por que nos acostumbramos a vivir respondiendo a ellos o por que estamos tan ocupados en la vida de otros que no tenemos tiempo de mirarnos a nosotros mismos.

Leyendo un poco sobre el tema (no soy psicólogo por lo que me toca investigar) en algún lado leí que existen patrones de conducta básicos: control (rigidez de las actitudes), inflexibilidad (en conceptos, formas de pensar y creencias), inseguridad (duda de tus propias capacidades), dispersión (por el exceso de información), Impaciencia (por el concepto que se tiene del tiempo), y algunos otros. También leí los tipos de patrones basados en los eneagramas: el perfeccionista, el empático, el que quiere destacar, el que quiere sentirse único, el ermitaño, el que quiere sentirse seguro, el que necesita sentirse estimulado, el poderoso, el pacífico. Luego recordé los arquetipos jungnianos, incluso alguna literatura me llevó al horóscopo… Mi conclusión es que están escritas muchos libros, test, artículos y teorías para definir patrones de conducta, sin embargo te cuento lo que fue útil para mí desde la sencillez de la experimentación:

  • Entender que muy pocos de estos patrones son conscientes
  • Detenerme a pensar en aquellas cosas que estoy repitiendo que no me han resultado útiles o me han generado conflicto. Piensa ¿qué decisiones tomas que terminan en un reproche hacia los demás? Por ejemplo: ningún hombre/mujer me es fiel, siempre me engañan, nadie quiere comprometerse conmigo, todo el mundo es violento, la amistad no existe, todos me engañan y se aprovechan de mí. ¿Qué podrías estar haciendo una y otra vez que te expone a esto y luego dices: “te das cuenta, siempre es así”
  • Toma nota de lo que te das cuenta, en muchos casos, somos nosotros con nuestros patrones inconscientes los que nos exponemos a determinadas situaciones o personas para hacer real la profecía autocumplida. Reflexiona al respecto y toma acción un día a la vez.

Particularmente ser consciente de mis patrones me ha ayudado a relacionarme mejor, a trabajar mejor, a seleccionar mejor a mis amistades y sobre todo a conocerme mejor. Hoy sé que todo lo que tengo o se me ha presentado en la vida ha sido mi responsabilidad, nada es casualidad. La mejor noticia de todas es que conocer tus patrones es el primer paso para poder romperlos.

Te invito a descubrirlos

Barbara 

 

¿Quieres más información?

¡Apúntate! y recibe gratuitamente novedades, noticias, actualizaciones, herramientas y comentarios adicionales de los artículos : )

[contact-form-7 id=”888″ title=”prueba”]

Please follow and like us:

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enjoy this blog? Please spread the word :)