La alegoría del rompecabezas

Les dejo esta historia:

“Caminaba sin rumbo por una calle transitada viendo sin ver, hasta que una tienda de juguetes llamo su atención. Decidió entrar y vió un rompecabezas, era perfecto, lo compró  y  se dispuso a armarlo. Como toda novedad, al principio le dedicó mucho tiempo y esfuerzo, después de todo, eran muchísimas piezas y un paisaje complicado. Pero con el tiempo se dió cuenta de que resultó ser más difícil de lo que mostraba la foto. Intentó colocar piezas sin éxito hasta que se dió por vencida. Colocó el rompecabezas a medio armar en la caja y lo guardó donde no pudiera verlo más…en el closet de un cuarto que muy rara vez visitaba…

…Los días pasaban y a pesar de que se entretenía con otras cosas sabía que el rompecabezas seguía en el closet sin armar. Varias veces se vió tentada a seguir armándolo pero la frustración del recuerdo de la derrota la detenía. Logró armar otros rompecabezas, pero sabía muy dentro de sí que aquel seguía sin resolverse. Un buen día decidió sacarlo del closet y terminar de armarlo… supo que era preferible cerrar el ciclo que seguir fantaseando escenarios e inventando justificaciones, supo que era tiempo de detener los “si hubiera“. En ese momento estaba consciente de que el rompecabezas quizás no le gustaría al terminarlo, que quizás no tendría donde ponerlo…pero pudo finalmente acallar esa voz en su cabeza y como toda buena historia de vida disfrutó la trama sin importar el desenlace”…

separador

Muchas veces hemos evitado tomar decisiones basándonos en viejas experiencias. Es importante recordar que tu pasado no te define ni define tu futuro. Tomar riesgos es necesario para cerrar capítulos en nuestras vidas, el trabajo está en entender que todo desenlace es bueno sin importar cual sea. Particularmente pienso que es cuestión de valentía, es decir, de vencer el temor a nuestra propia profecía (o la de los demás), después de todo ¿Cuantos “leedores” de futuro no se han equivocado?

Jung dice: “Aquellos que no aprenden nada de los hechos desagradables de sus vidas, fuerzan a la conciencia cósmica a que los reproduzca tantas veces como sea necesario para aprender lo que enseña el drama de lo sucedido. Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma” … El rompecabezas sin terminar así como los los ciclos sin cerrar estarán ahí, siempre, y se te presentarán con otras formas, otras personas, otras situaciones… conozco una chica que descubrió hace poco que ha tenido el mismo novio en diferentes personas por años… la invitación es a revisar tus patrones, ¿Que puedes estar repitiendo? ¿Que ciclos puedes cerrar en este momento y cuales no?

Evita crear en tu mente desenlaces alternativos que te impiden comprar nuevos rompecabezas o disfrutar los que ya tienes. Vale la pena entonces preguntarse, ¿Que te impide a ti cerrar ciclos? ¿Vale la pena?

BC

¿Quieres más información?

¡Apúntate! y recibe gratuitamente novedades, noticias, actualizaciones, herramientas y comentarios adicionales de los artículos : )

Barbara Cuesta

Please follow and like us:

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enjoy this blog? Please spread the word :)