Creencias camaleónicas

Cuando era una niña quería cumplir años, esperaba la fiesta de cumpleaños con ansias! luego al volverme mayor, en mi adolescencia, cumplir años no tenia que ver con los regalos o las fiestas, tenia que ver con acercarme cada vez más a la “libertad”. Ahora en mi adultez, alcancé una edad a la que temía en mi infancia (sentía que era muy mayor!) y la verdad me siento bastante bien. Mi creencia sobre el paso de los años cambio en la medida que los fui cumpliendo.

Lo que pienso y creo hoy no es igual a lo que pensaba y creía en mi infancia y adolescencia. llevándome a la conclusión lógica de que las creencias pueden cambiar. Detente y piensa…¿cuales de tus creencias han cambiado en el tiempo?

Construimos las creencias en base a lo que vivimos, vimos y escuchamos de nuestras familias, amigos, personajes de televisión, entre otros,  y las luego adoptamos como propias, para validarlas nos rodeamos con gente de las mismas creencias y sentimos pertenencia. Esta construcción se basa en la elección de lo que queremos creer. Poder elegir implica “dejar de elegir” o elegir diferente.

Si quieres cambiar una creencia, ¿cual cambias? aquellas que no representen un valor agregado en nuestra vida o las que nos impidan hacer cosas. De aquí que existan creencias positivas o potenciadoras y creencias negativas o limitantes. Ahora te pregunto: ¿que creencias claves te han limitado en el pasado? enumeralas! Verlas escritas hara que tu cerebro proteste.

Te doy varios ejemplos: “sin trabajo duro no hay dinero”, “para ser feliz tengo que ser rico”, “nunca consigo lo que quiero”, “no puedo vivir sin este trabajo o sin esta persona”, “aprender mandarín es difícil, no podre” “no soy lo suficientemente inteligente” “no soy bueno en los deportes” (y una de mis favoritas) “no tengo tiempo”… y así hasta el infinito. Son innumerables las frases de autosaboteo…Si tus creencias no van a acordes con tus objetivos, te mueven, te dirigen o te potencian, abandónalas y prueba con unas nuevas. Recuerda que tu cerebro cree lo que le digas y que esos planteamientos o creencias son verdades a medias.

Creencias Nuevas

Lo mejor de identificar una creencia limitadora es que al hablar de ella y describirla ya pierde poder. Otra cosa muy importante es saber o reconocer que beneficio secundario obtienes de mantenerla. Esto te permite darte cuenta de como puedes obtener el mismo beneficio sin la creencia.

Luego piensa, en vez de esto…que puedo creer? … esta creencia nueva debe ser redactada en positivo, debe ser comprobable en la experiencia y sobre todo debe tener la misma intención que la creencia a descartar.

Solo queda darle energía! escríbela donde puedas verla, repítela en presente “en este momento…”, creetela! vívela! … que se siente? te sientes bien? EXCELENTE! ahora escribe tu creencia limitante, bótala o quemala y dile ADIOS!

BC

Please follow and like us:

You May Also Like

2 thoughts on “Creencias camaleónicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enjoy this blog? Please spread the word :)