Con El Amor No Basta

El libro Con el amor no basta es sin duda un manual insuperable para resolución de conflictos en pareja. Me llevo mucho tiempo leerlo, no por lo extenso, sino porque realmente me hizo reflexionar. En ocasiones piensas al leerlo: “vale, esto es obvio” pero luego haces consciencia de que a pesar de “saberlo” no lo incorporas y sigues cometiendo los mismos errores. En definitiva, todo está en la auto observación. Desarrollando la capacidad de mirarte, escucharte, percibir tus sensaciones y aprendiendo estas técnicas que el Dr. Beck nos presenta podrás alcanzar la meta de relacionarte mejor en pareja.

En principio, ¿Qué se espera de una relación de pareja?

El Doctor Beck en su libro establece lo que considera son los principales objetivos de hacer pareja:

  • Lograr sólidos cimientos de confianza, lealtad, respeto y seguridad.
  • Cultivar el aspecto afectuoso, tierno de la relación, sensibilidad, consideración, comprensión y demostraciones de cariño y solicitud. Considérense mutuamente confidentes, compañeros y amigos.
  • Afianzar el compañerismo. Desarrollar el sentido de colaboración, consideración y compromiso.
  • Agudizar sus aptitudes para la comunicación al fin de tomar con mayor facilidad decisiones en asuntos prácticos, como la división del trabajo, la preparación y realización del presupuesto familiar y la planificación de las actividades de ocio.

Hasta aquí reflexiona: ¿Qué de esto necesito fortalecer? ¿Cuáles son mis objetivos de hacer pareja?

La Filosofía Beck

El Doctor Beck tiene la siguiente filosofía que para mí son “gotas de sabiduría”

  • Las parejas pueden superar sus dificultades si reconocen, en primer lugar que una gran parte de sus decepciones, frustraciones y enojos no arranca de una incompatibilidad básica sino de malentendidos desdichados que provienen de comunicaciones equivocadas e interpretaciones prejuiciosas del comportamiento mutuo.
  • El malentendido es a menudo un proceso activo que se origina cuando un cónyuge desarrolla una imagen distorsionada del otro. Esa distorsión hace, a su vez, que el cónyuge malinterprete lo que el otro hace o dice y le atribuya motivos indeseables. Los esposos simplemente no tienen el habito de controlar sus interpretaciones o buscar la claridad en las comunicaciones
  • Cada cónyuge debe asumir la plena responsabilidad de mejorar la relación. Debe comprender que tiene opciones y que puede (y debe) recurrir a todos los conocimientos e intuiciones a su alcance para hacer que el y su pareja sean felices.
  • Los cónyuges pueden ayudarse a sí mismos, ayudar a cada uno de ellos y a la relación, si adoptan una actitud de “sin culpa ni reproche” Este modo de abordar las cosas permitirá enfocarlos problemas reales y resolverlos con más facilidad
  • Los actos de su pareja, que usted atribuye a algún rasgo malévolo como, por ejemplo, el egoísmo, el odio o la necesidad de controlarlo, se explican a menudo con más exactitud en función de motivos bien intencionados (aunque equivocados) como son la autoprotección o los intentos de prevenir el abandono.

La verdad es que:

  • Nunca podemos en realidad conocer el estado de ánimo, las actitudes, los pensamientos y sentimientos de los otros
  • Confiamos en señales, a menudo ambiguas, para que nos transformen acerca de las actitudes y deseos de los demás
  • Usamos nuestro propio sistema de códigos, que puede ser defectuoso, para descifrar dichas señales
  • Al confiar en nuestro propio estado de ánimo en un momento particular, podemos equivocarnos en nuestro método de interpretar la conducta de los demás, es decir, en nuestra forma de descifrar
  • El grado en que creemos en nuestra exactitud para adivinar los motivos y actitudes de otras personas no está en relación con la verdadera precisión de nuestra opinión

“Las parejas tienden a fijarse en lo que está mal en su relación y no en lo que está bien” Aaron Beck

Las Trampas Mentales

Entre las múltiples trampas mentales capaces de complicar las relaciones matrimoniales, Beck enumera las más importantes (Te invito a evaluar con que frecuencia usas algunas de estas):

  • Visión restringida: ver solo lo que se adapta a su actitud o estado mental e ignorar lo demás (Mi pensamiento es el válido). Es posible, por ejemplo, que se aferren a un único, pequeño detalle como base para su interpretación total de un hecho.
  • Abstracción selectiva: relacionada con el punto anterior esta la toma de una declaración o hecho fuera de contexto, para llegar a una interpretación errónea. Es decir, consiste en “elegir” una frase de toda una conversación y enfocarse en ella.
  • Deducción arbitraria: elaborar juicios desfavorables aunque no haya fundamentos alguno para ello, por ejemplo “hace eso para enfurecerme”
  • Sobre generalización: el uso de los nunca y siempre: “el nunca reconoce mis virtudes” “ella siempre me hace quedar mal”
  • Pensamiento polarizado: el pensamiento todo o nada: “o me someto por completo o me divorcio” en estos casos no se toma en cuenta una tercera opción
  • Extremismo: tendencia a exagerar las cualidades de la otra persona sean malas o buenas y a “catastrofizar” abultando la gravedad de las consecuencias de un hecho en particular, por ejemplo “ahora no podré confiar en ella nunca más”
  • Explicaciones prejuiciosas: Asumir automáticamente que hay móviles indignos tras las acciones de la pareja y con esto creer que son predecibles y controlables por nosotros. Esta capacidad de predicción y control genera la sensación de falsa seguridad.
  • Rotulación negativa: atribuciones negativas o etiquetas: “irresponsable”, “bruto”, etc
  • Personalización: la creencia de que las acciones de los demás están dirigidas solo a ti. Estas personas se toman todo personal.
  • Adivinación de pensamiento: la convicción de que se puede adivinar el pensamiento de la pareja

La invitación es a aprender a reconocer esto en nosotros. En una sola discusión puedes caer en más de la mitad de las trampas mentales aquí descritas. Aprender a mirarlas te ayudara a cuestionarlas y verificar con objetividad que es real y que no.

Pensamiento automático

El Dr. Beck llama el Pensamiento Automático el Ojo de la Tormenta y tiene razón. El establece que las acciones de las personas solo representan hechos que interpretamos. Nuestra reacción es consecuencia de nuestra interpretación, más que el acto en sí mismo. Si comprendemos nuestras malas interpretaciones a medida que ocurren, identificaremos los pensamientos automáticos, de esta manera podemos estudiarlos y corregirlos si no son realistas. El pensamiento automático de alguna manera nos pone a la defensiva para no dejar en evidencia lo que realmente sentimos: miedo, tristeza, culpa, entre otras.

Es decir,

En cualquier interacción entre parejas, cada uno tendrá pensamientos automáticos que influyan sobre lo que dicen y sobre como lo dicen. Aunque no se expresen abiertamente, los pensamientos automáticos afectan el tono de voz, la expresión facial y los gestos.

Los deberías secretos

Rara vez las personas expresan sus deberías (la forma en la que las cosas deben ser o como las personas deben comportarse según nuestro esquema de creencias), que muy a menudo ocurren como pensamientos automáticos. Lo que manifiestan en cambio es el resultado de sus debería: quejas, regaños, reproches. Por ejemplo,

Lo que las personas no advierten es que los pedidos implícitos era en verdad reclamos invisibles que ellos insistían en que fueran aceptados, pero que ninguno había expresado de manera manifiesta. Incluso cuando los cónyuges pretenden ser amables entre si, esos pensamientos no expresados oralmente pueden socavar sus intenciones y producir enojosos malos entendidos. Puesto que no se dan cuenta del verdadero origen del problema, atribuyen al malestar a algunas características negativas de su pareja antes que a un desajuste en las expectativas de ambos.

Ejemplo de regla o debería:

  • Si mi cónyuge se preocupara me ofrecería consuelo cuando esté triste
  • Si mi cónyuge me respetara yo no tendría que hacer todo el trabajo desagradable
  • Si mi cónyuge fuera considerado, haría lo que yo quiero sin que se lo pidiera

Ejemplo de fórmula de donde emanan las reglas

  • Mi cónyuge debe brindarme consuelo cuando estoy triste
  • Mi cónyuge debe ayudara en los quehaceres domésticos
  • Mi cónyuge debe hacer lo que deseo sin que se lo pida

“Estas reglas matrimoniales son obligaciones no negociables e irrevocables que a menudo se imponen sin que el cónyuge conozca su existencia y por cierto sin que nunca el/ella las hubiera acordado”. Aaron Beck

Surgimiento de las reglas

Las primeras esperanzas románticas conciernen al hecho de amar y ser amados sin cesar. Una de las crueles decepciones de la vida es el mito de que la intensa nacionalización y apasionamiento que unieron a una pareja garantizara una relación a través de los años. Algunas veces, esta romántica idea se ve fortalecida por la creencia de que SI SOY BUEN CÓNYUGE, CON SEGURIDAD ME AMARAN Y SERÉ FELIZ.

En la primera fase del matrimonio,la idealización y el cariño apasionado tienden a suavizar las diferencias. Luego evitan resolver problemas pensando que se resolverán solas. Luego responsabilizan al otro y cuando por fin intentan resolver sus desacuerdos habrán acumulado tantos recuerdos de desaires, desprecios e injusticias que ya no pueden resolver los problemas sin drama ni pasiones exacerbadas.

En los primeros años del matrimonio las expectativas se plasman en parte por el concepto que se tiene acerca de los roles de marido y mujer. Los esposos aportan al matrimonio sus propias ideas, que a menudo se originan en sus experiencias familiares. Las personas copian a sus padres al decidir como deberá comportarse un marido y una mujer.

El contrato básico de un matrimonio es CUIDARE A MI ESPOSA (O) Y A CAMBIO EL PROVEERÁ A MIS NECESIDADES BÁSICAS… pero : ¿Que es para ti cuidar y proveer? ¿Cuales son tus necesidades básicas? ¿Cuales son las necesidades básicas de tu pareja?…

“El alto grado de emoción y gratificación mutua durante la primera etapa del enamoramiento sirve a menudo como una especie de patrón por el cual las parejas juzgan las etapas posteriores de su matrimonio”. Aaron Beck

Pero…¿Qué se puede hacer?

  • Aprender a percibir las necesidades de su pareja y satisfacerlas de alguna manera. Satisfacer las necesidades de su pareja puede requerir un esfuerzo mínimo de su parte, percibirlas puede ser lo difícil.
  • Entender que los problemas simples de pareja normalmente tienen una raíz profunda. Los problemas realmente se solucionan llegando a su raíz no quedándose en la superficie
  • Aflojar las normas rígidas y las reglas absolutas
  • Convierta quejas en demandas, por ejemplo: en vez de “la cocina parece una pocilga” diga “¿podrías lavar los platos por la mañana antes de ir al trabajo?

Además podría tener sesiones de conciliación:

Pautas para una sesión de conciliación: 

  • Determine un tiempo especifico para la sesión. Debe ser un momento tranquilo y donde ambos se sientan cómodos
  • No traiga a colación incidentes molestos que acontezcan durante la semana, en cambio, prepare una lista de temas a discutir
  • Túrnense y discutan un problema a la vez
  • Sugiera más de una solución, mientras más mejor
  • No trate de defenderse, dar excusas o contraatacar
  • Trate de aclarar con precisión que hizo usted (o no hizo) para molestar a su cónyuge
  • Haga un resumen de las quejas de su pareja
  • Sea breve
  • Sea específico
  • No se permita decir insultos, acusaciones o reproches
  • Evite la tendencia a usar rótulos como “egoísta” “desconsiderado”
  • Evite expresiones absolutas como nunca o siempre
  • Trate de explicar lo que a usted le gustaría en vez de criticar
  • No trate de adivinar las intenciones de su cónyuge

Domine la ira:

Identifique 3 zonas:

  • amarilla: caliente,
  • roja: máximo grado de enojo,
  • azul: templada.

Trate de mantenerse en la templada, en caso de no ser posible: haga una pausa, deje la habitación o la casa.

Resumir este libro me resulta muy difícil, en este artículo te dejo una pincelada para que puedas evaluar la calidad del contenido. Yo he aprendido un montón y estoy tratando de utilizar algunas de estas técnicas, ¡Te invito a leerlo!

***

¿Quieres más información?

¡Apúntate! y recibe gratuitamente novedades, noticias, actualizaciones, herramientas y comentarios adicionales de los artículos : )

Barbara Cuesta

Please follow and like us:

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enjoy this blog? Please spread the word :)